¿Has sentido discriminación por tu edad en algún momento?

Porque, si tienes 50 años o más y te has sentido así, sea en el ámbito laboral o personal, puedo ayudarte a superarlo.

Volverás a recuperar la confianza en ti y conseguirás los objetivos personales o profesionales que desees o necesites, a través de mi acompañamiento y guía continuos y personalizados.

La gran diferencia para ti con respecto a otro tipo de ayudas, será que aprenderás a poder hacerlo con tus propios recursos y habilidades internas, eliminando cualquier bloqueo u otras inseguridades que te haya podido causar esa experiencia.

A partir de ese momento, podrás conseguir los mejores resultados para tus objetivos, deseos y retos, sean profesionales, personales, de relación, sociales o cualesquiera que necesites para dar forma a lo que, para ti, significa la vida que quieres vivir.

¿Qué aporto yo para que conviertas tus deseos en realidades?

En primer lugar y principalmente mi propia experiencia. Sé de lo que hablo porque en 2009, en plena “crisis del ladrillo” en España, la multinacional donde entonces trabajaba decidió prescindir de mis servicios.

Y por supuesto, conocimiento, herramientas probadas, procesos individualizados y, muy importante, total disponibilidad personal para trabajar en equipo contigo, paso a paso, hasta que logres tus propósitos.

Cuéntame tu caso de forma específica a través del formulario siguiente y me comprometo a darte, de forma gratuita, una respuesta que te ayude a entender mejor lo que puede estar sucediéndote.

Agendaremos una sesión de exploración online, vis a vis, para que pueda entender mejor la naturaleza de tu problema y aportarte soluciones, (incluso aunque sean de otros, si yo no puedo darte lo que necesitas).

La clave para reorientar tu vida profesional y personal

Allá por junio del 2009, en el descanso para comer de una jornada de presentación de un nuevo CRM que había implementado la empresa donde trabajaba, fui requerido por los responsables para una “mini reunión” aparte. Cinco minutos después estaba fuera de la jornada de presentación y por añadidura, de la empresa.

Estaba despedido. Por primera vez en mis 21 años de trayectoria en empresas. Tenía 46 años y la famosa “crisis del ladrillo” se iniciaba en España. El panorama no era muy halagador, como puedes seguramente imaginar.

Seis duros meses de frustraciones, llamadas no contestadas, grandes “contactos” que no aparecen y muchas veces, el comentario que más desmoralizaba: “Tiene usted un gran curriculum y una magnífica trayectoria, pero buscamos gente más joven”.

Fueron meses muy complejos, pero encontré las fuerzas y la resiliencia para recuperar autoestima y construir de nuevo un futuro laboral, a través de una clave: El uso de las herramientas que me facilitó un curso de coaching que había hecho con anterioridad . 

A partir de ahí conseguí juntar las piezas para salir del bloqueo emocional que tenía y ponerme en accción para volver al mercado laboral a través del emprendimiento en mi actual actividad profesional.

Y por supuesto, una de las orientaciones de mi trabajo estaba centrada en ayudar a las personas que, como yo, sufren una experiencia de este tipo o simplemente, son objeto de discriminación personal o laboral por su edad.

El acompañamiento con herramientas de coaching facilita  la reorientación profesional y personal con claridad y dirección.

Abrir chat
¿Dudas? Escríbeme por Whatsapp
Contactame